Día de la Educadora en México

El 21 de abril se celebra el Día de la Educadora en homenaje al nacimiento del pedagogo alemán y padre del Jardín de Infantes Federico Fröebel, ocurrido en 1782.dia de la educadora

Los aportes de Federico Fröebel en la Educación Infantil

Entre sus principales aportes pedagógicos se destacan la creación de materiales de juego, la acuñación del término “Jardín de Infancia” o “Kindergarten”, y la introducción del concepto “trabajo libre”, con el cual explicaba que el niño aprendía mediante el juego y las actividades espontáneas.

Fröebel fue el primer educador en idear recursos sistemáticos y referirse al juguete o juego como medio para aprender. Además, creó material didáctico específico para pequeños, llamado “dones”.

Por otro lado, entre sus ideas resaltaba la importancia de considerar al niño como el principal protagonista en su educación, y afirmaba que el juego era parte esencial de la vida escolar.

Muchos son los aportes pedagógicos que ha dejado y se siguen poniendo en práctica en la actualidad.

Reflexión acerca de ser educadora

En el día de la Educadora queremos reflexionar acerca de la tarea docente y en cómo llegar a ser una buena educadora.

Ser educadora implica tener responsabilidades, inteligencia, respeto por uno mismo y los demás; saber orientar, educar y valorar.

Implica, además, interesarse por seguir aprendiendo, por seguir encontrando nuevos métodos de enseñanza, observando nuestros errores y fortaleciendo la formación que nos han dado desde nuestros comienzos.

Ser educadora también es aprender de los alumnos, enfrentar los problemas con optimismo, tener una actitud positiva, expresar sentimientos, liberar la energía y permitirnos ser.

Es mucho más que ir a una escuela o institución a enseñar. Es amar la labor docente, involucrarse con los alumnos, demostrar el afecto por los niños, valorarlos, respetarlos y cuidarlos.

Es innovar cada día, revivir la infancia y desear que los alumnos aprendan, se motiven y lleguen con muchas ganas y curiosidad por las actividades que se les planteen.

Pero lo más importante de toda la labor docente es aprender de los más pequeños.

Muy significativo es el trabajo de las educadoras: ayudan a que los niños construyan parte de su conocimiento, a que se afiancen a través de las experiencias, a que adquieran distintas competencias y aprendizajes, se desarrollen y logren desenvolverse en la vida cotidiana con autonomía, confianza y seguridad.

Por ello, a todas las maestras de párvulos que han escogido esta hermosa profesión que es la de Educar, les decimos ¡Feliz día de la Educadora! Y muchas gracias por la labor que realizan cada día, preocupándose por el aprendizaje y desarrollo significativo de todos los niños.

Deja un comentario